INCENDIOS ESTRUCTURALES

A fin de protegerse, es importante comprender las características básicas del fuego. Los incendios se esparcen rápidamente; no hay tiempo para recoger los objetos de valor ni hacer llamadas. En solo dos minutos, un incendio puede volverse mortal. En cinco minutos, una residencia puede verse envuelta en llamas.

El calor y el humo del incendio pueden ser más peligrosos que las llamas. Inhalar el aire muy caliente puede quemar los pulmones. El fuego produce gases tóxicos que lo desorientan y lo adormecen. Si está durmiendo, en lugar de despertarlo, es posible que el fuego lo haga dormir más profundamente. La asfixia es la principal causa de muerte por incendio, y supera a las quemaduras en una proporción de tres a uno.

Antes de un incendio

 Desarrolla y practica un plan de evacuación en caso de incendio en el hogar

 En caso de incendio, recuerda que cada segundo cuenta; por lo tanto, tú y tu familia siempre deben estar preparados. Los planes de escape te ayudarán a salir de tu hogar rápidamente.

 Algunos de los consejos que debes tener en cuenta al preparar este plan son:

  • Encontrar formas de salir las habitaciones.
  • Si la vía principal está bloqueada por el fuego o el humo, necesitarás una segunda vía de escape. La vía de escape secundaria puede ser la ventana hacia un tejado vecino o una escalera plegable de escape desde las ventanas de los pisos superiores.
  • Asegúrate de que las ventanas no estén atascadas y que las barras de seguridad puedan abrirse correctamente.
  • Practica salir de tu hogar a manipulando objetos en la oscuridad o con los ojos cerrados.
  • Enséñales a los niños a no esconderse de los bomberos.

Durante un incendio

  • Gatea o arrástrate por debajo del humo hasta la salida: el humo denso y los gases Cuando suene la alarma de incendios, sal rápidamente. Es posible que solo tengas algunos segundos para escapar de forma segura.
  • Si el humo bloquea la puerta o la primera vía de escape, usa la vía secundaria.
  • El humo es tóxico. Si debes atravesar el humo para escapar, agáchate y muévete por debajo del humo hasta la salida.
  • Antes de abrir la puerta, palpa la aldaba y la puerta. Si alguno de ellos está caliente, deja la puerta cerrada y dirígete a la segunda vía de escape.
  • Si sale humo de los marcos de la puerta, deja la puerta cerrada y dirígete a la segunda vía de escape.
  • Si abres una puerta, hazlo lentamente. Está listo para cerrarla rápidamente ante la presencia de humo denso o fuego.
  • Si no puedes llegar hasta una persona que necesita ayuda, abandona la vivienda y llama al 119 (Bomberos). Dile al operador de emergencias dónde está la persona.
  • Si hay mascotas atrapadas dentro de tu hogar, notifica a los bomberos de inmediato.
  • Si no puedes salir, cierra la puerta y cubre las vías de ventilación y las grietas alrededor de las puertas con tela o cinta adhesiva para mantener el humo alejado. Llama al 119 .
  • Si tu ropa se prende fuego, detente, tírate al piso y revuélcate: detente de inmediato, tírate al piso y cúbrete la cara con las manos. Revuélcate una y otra vez de un lado al otro hasta que el fuego se apague.

Después

  • Recuperarse de un incendio puede ser un proceso física y mentalmente extenuante. Cuando se produce un incendio, la vida cambia repentinamente. Con frecuencia, lo más difícil es saber dónde empezar y a quién contactar.

     La siguiente lista de verificación constituye una guía y referencia rápida a la que puede recurrir luego de sufrir un incendio. 

    • Comunícate con la DGRD e informa tu situación.
    • Si estás asegurado, comunícate con tu empresa aseguradora para obtener instrucciones detalladas sobre cómo proteger la propiedad, realizar un inventario y comunicarse con las empresas de reposición por daño a causa de incendio. Si no estás asegurado, intenta comunicarte con organizaciones privadas para buscar ayuda y asistencia.
    • Verifica con el cuerpo de bomberos si es seguro entrar en tu vivienda. Esta atento a cualquier daño estructural provocado por el fuego.
    • El cuerpo de bomberos debe controlar que sea seguro usar los servicios públicos o debe desconectarlos antes de abandonar el lugar. NO intentes reconectar los servicios públicos usted mismo.
    • Haz un inventario de los bienes dañados. No tires ningún objeto dañado hasta terminar el inventario.
    • Intenta localizar documentos y registros valiosos.
    • Comienza a guardar los recibos del dinero que gastas en relación con las pérdidas por el incendio. Es posible que la empresa aseguradora te pida los recibos, y también pueden usarse para verificar las pérdidas reclamadas respecto del impuesto sobre la renta.
    • Notifica a su empresa hipotecaria sobre el incendio.

Niños

  • Guarda los fósforos y los encendedores fuera de la vista y el alcance de los niños, preferentemente en un armario con llave.
  • Enséñales a los niños a no levantar fósforos ni encendedores si los encuentran. En lugar de ello, deben avisarle a un adulto de inmediato.
  • Nunca dejes a los niños sin supervisión cerca de cocinas encendidas o velas prendidas, incluso por un breve período.
  • Busca debajo de las camas y en los armarios fósforos usados, evidencia de que tu hijo pueda estar jugando con fuego.

Más consejos de prevención

  • Evita dejar velas prendidas.
  • Nunca uses la cocina ni el horno para calentar la vivienda.

Mantén líquidos combustibles e inflamables lejos de las fuentes de calor.


© 2018 DGRD PASTO . Todos los derechos reservados.
Fotografía Germán Lucero