DESLIZAMIENTOS DE TIERRA Y AVALANCHAS

DESLIZAMIENTOS

Los deslizamientos de tierra pueden producirse en diferentes sectores del municipio. y pueden originarse por diversos factores, como terremotos, tormentas, erupciones volcánicas, incendios y la modificación de la tierra por acción del ser humano. Los deslizamientos de tierra pueden ocurrir con rapidez, a menudo sin previo aviso. Por lo tanto, la mejor manera de prepararse es mantenerse informado sobre los cambios en su hogar y en los alrededores que podrían indicar que es probable que se produzca un deslizamiento de tierra. 

En un deslizamiento de tierra, las masas de roca, tierra o escombros se deslizan por una pendiente. Las corrientes de lodo y escombros son ríos de roca, tierra y escombros saturados con agua. Se producen cuando el agua se acumula rápidamente en la tierra, durante lluvias intensas o cuando la nieve se derrite rápidamente, lo cual hace que la tierra se transforme en un río de lodo o desechos líquidos. Pueden fluir rápidamente y azotar sin previo aviso a la velocidad de una avalancha. También pueden viajar varios kilómetros desde su origen y, así, aumentar su tamaño a medida que arrasan árboles, rocas, automóviles y otros materiales. 

Los problemas de deslizamientos de tierra pueden tener lugar debido a un mal manejo de la tierra, particularmente en montañas, cañones y regiones costeras. En áreas que resultaron incendiadas, un nivel menor de precipitaciones puede originar deslizamientos de tierra. La zonificación del uso de la tierra, las inspecciones profesionales y un diseño adecuado pueden minimizar la incidencia de muchos problemas de deslizamientos de tierra, corrientes de lodo y avalanchas de escombros. 

Antes de un deslizamiento de tierra

Medidas que puedes tomar para protegerte, proteger a tu familia y proteger tus bienes de las consecuencias de un deslizamiento de tierra o avalanchas de escombros:

 

  • Para comenzar a prepararse, debes preparar un equipo de suministros ante emergencias y elaborar un plan de comunicación familiar.
  • Sigue los procedimientos adecuados sobre el uso de la tierra: evita construir cerca de pendientes pronunciadas, cerca del borde de una montaña, cerca de vías de drenaje o en valles de erosión natural.
  • Familiarízate con la tierra a su alrededor. Comunícate con los funcionarios locales para averiguar si ha habido avalanchas de escombros en su área. Las pendientes donde ha habido avalanchas de escombros probablemente vuelvan a sufrir este fenómeno en el futuro.
  • Pídele consejos a un profesional sobre qué medidas preventivas adecuadas puede tomar en tu vivienda o empresa, como instalaciones de tuberías flexibles que son más resistentes a las roturas.
  • Protege tu vivienda plantando una cubierta vegetal en las pendientes y construyendo muros de contención.
  • En áreas de corrientes de lodo, construye canales o muros de desviación que encaucen la corriente alrededor de las construcciones. Sin embargo, ten en cuenta que si construyes muros para desviar las avalanchas de escombros y estas avalanchas desembocan en la vivienda de un vecino, tú puedes ser responsable por los daños.

Durante un deslizamiento de tierra 

Medidas que puedes tomar para protegerte, proteger a tu familia y proteger tus bienes de las consecuencias de un deslizamiento de tierra o avalanchas de escombros:

  • En el terreno se producen cambios como marcas de drenaje del agua de tormenta en las pendientes (especialmente en los lugares donde convergen con la escorrentía), movimientos de tierra, pequeños deslizamientos, corrientes o árboles que se inclinan progresivamente.
  • Las puertas o ventanas se traban por primera vez.
  • Aparecen nuevas grietas en el yeso, los azulejos, los ladrillos o los cimientos.
  • Las paredes exteriores, galerías o escaleras comienzan a separarse de la vivienda.
  • Lentamente se producen grietas cada vez mayores en el piso o en las áreas pavimentadas, como las calles o entradas para automóviles.
  • Se rompen las tuberías subterráneas de servicios públicos.
  • Aparece una protuberancia de tierra en la base de una pendiente.
  • Aparece agua en la superficie en lugares nuevos.
  • Las cercas, los muros de contención, los postes de servicios públicos o los árboles se inclinan o se mueven.
  • Cuando se acerca un deslizamiento de tierra, se oye un rugido débil que se hace cada vez más audible.
  • La tierra se desliza hacia abajo en una dirección y puede desviarse hacia esa dirección bajo sus pies.
  • Los sonidos inusuales, como el crujido de árboles o el golpeteo de rocas, pueden indicar el movimiento de escombros.
  • Al conducir, se ve pavimento derrumbado, lodo, rocas caídas y demás indicios de posibles avalanchas de escombros (los terraplenes de los costados de las carreteras son particularmente susceptibles a los deslizamientos de tierra). 

Después de un deslizamiento de tierra 

Medidas que puedes tomar para protegerte, proteger a tu familia y proteger tus bienes de las consecuencias de un deslizamiento de tierra o avalanchas de escombros:

  • Dirígete a un albergue temporal si te indicaron que debes evacuar o consideras que no es seguro permanecer en tu hogar.
  • Mantente alejado del área del deslizamiento. Existe el riesgo de que se produzcan más deslizamientos.
  • Escucha la radio o televisión local para conocer la información de emergencia más actualizada.
  • Ten cuidado con las inundaciones que pueden producirse después de un deslizamiento de lodo o una avalancha de escombros. Con frecuencia, después de un deslizamiento de lodo o avalancha de escombros pueden producirse inundaciones porque es posible que ambos eventos tengan el mismo origen.
  • Verifica si hay personas atrapadas o heridas cerca del deslizamiento, pero no ingrese directamente en el área afectada. Indíqueles a los rescatistas dónde se encuentran estas personas.
  • Busca tuberías y cables de servicios públicos rotos, y carreteras y vías ferroviarias dañadas y, si hubiera, avise a las autoridades correspondientes. Informar sobre posibles peligros hará que se desconecten los servicios públicos lo antes posible, lo cual evitará más peligros y lesiones.
  • Verifica si hay daños en los cimientos, la chimenea y en la tierra circundante a su vivienda. Los daños en los cimientos, chimeneas o tierra circundante pueden ayudar a evaluar la seguridad del área.

 


© 2018 DGRD PASTO . Todos los derechos reservados.
Fotografía Germán Lucero